Vaginismo

El vaginismo es la respuesta automática de contracción de los músculos del tercio inferior de la vagina (parte más externa), en especial, cuando se intenta la penetración. En función de la intensidad de este espasmo y del grado de abertura vaginal resultante puede verse afectada la posibilidad de penetración del pene y en consecuencia, la posibilidad de poder realizar el coito.
El vaginismo puede darse aun cuando la mujer responda de manera adecuada a la excitación sexual y disfrute con el juego sexual. Las mujeres con vaginismo experimentan lubricación vaginal, disfrutan con la interacción (caricias, estimulación manual-genital y no genital…) e incluso pueden conseguir el orgasmo. El único problema se centra en las dificultades que ese espasmo reflejo produce a la hora de realizar el coito, pues o bien lo impide o bien dificulta que la mujer o pareja pueda disfrutar con este.
En la mayoría de los casos, si no en todos, los problemas del vaginismo tienen que ver con causas psicológicas, pues básicamente el vaginismo consiste en un reflejo aprendido o condicionado en alguna situación anterior.

El coito doloroso en la mujer o dispareunia se entiende como la aparición de dolor durante el coito, bien al principio, bien a lo largo del desarrollo del coito o al final del mismo. El dolor puede implicar sensaciones de ardor, quemadura, contracción o dolor cortante.
Entre las causas que producen el coito doloroso encontramos causas psicológicas y orgánicas. Entre las causas orgánicas se encuentran deformaciones del introito vaginal, de la vagina, útero, trompas de Falopio o de los ovarios. También puede producirse como consecuencia de infecciones vaginales y otro tipo de carencias o enfermedades.
Tan importante como los aspectos orgánicos pueden ser los aspectos psicológicos. Entre estos los efectos de una educación sexual inadecuada o una mala información, la ansiedad, la falta de excitación sexual, temores o miedos intensos asociados al coito debido a experiencias traumáticas anteriores (abusos, violación….) e incluso un tiempo insuficiente dedicado a la excitación que impida la adecuada lubricación vaginal.

Solución para problemas de Vaginismo

En el  gabinete de Psicólogos Sexólogos online ofrecemos una terapia sexológica para solucionar el vaginismo y el coito doloroso con resultados altamente satisfactorios y en un espacio de tiempo relativamente breve. Por otra parte, procuramos enriquecer la vida sexual de las parejas y ubicarlas en un marco diferente de relación donde se desproblematice más la sexualidad, otorgando recursos para potenciar la dimensión de posibilidades sexuales y de relación.

Solicitar Consulta Gratuita para Empezar a Solucionar el Vaginismo

Terapias > Sexológicas