--Solicitar Terapia Gratuita--

Terapias > Psicológicas

 

Trastornos del estado de ánimo:

Ansiedad: puede incluir ataques de pánico o no: sensaciones como mareos, pérdida de control, sudoración o miedo de sentirse desprotegido. Son situaciones donde no es fácil escapar o pedir ayuda, embotellamiento, desinterés, desrealización, despersonalización, disociación,  Insomnio, sobresaltación.
Estrés postraumático: el estrés o los síntomas de ansiedad no se expresan siempre inmediatamente después de una situación traumática sufrida. A veces puede estar negada inconscientemente durante muchos años. Cualquier agresión física o psíquica acontecido en el pasado puede expresarse por miedos, temores, sueños recurrentes, desilusión, desesperanza, pánico, angustia  o evitación de ciertos situaciones que anteriormente no causaron ansiedad.
Desequilibrio afectivo, comportamiento impulsivo y autodestructivo, molestias somáticas, sentimiento de inutilidad, vergüenza o desesperanza, sensación de perjuicio permanente, pérdida de creencias anteriores, hostilidad, retraimiento social, sensación de peligro constante, deterioro de las relaciones con otros, alteración de las características de personalidad previas.

 

Trastornos depresivos

Tristeza, sentimientos de vacío, llanto, pérdida del interés, insomnio, fatiga, apatía, sentimientos de inutilidad, pensamientos de muerte.

 

Trastornos bipolares

Estado de ánimo depresivo y otro eufórico como dos extremos que provocan malestar y un deterioro socio-laboral.

 

Fobias

Fobia social:

Miedos excesivos  a situaciones sociales que puedan resultarle embarazosas o humillantes. Cuando se tiende a evitar relaciones interpersonales para no ser observado. Los síntomas no sólo causan ansiedad y malestar sino suponen una amenaza a la autoestima cuando no se tratan.

Fobia específica:

Miedos excesivos que provocan ansiedad o una crisis de angustia.
Tipos de fobias: 1) animales como insectos, perros, caballos, gatos; 2) ambientales como tormentas, precipicios o agua; 3) sangre, inyección o daño; 4) situaciones como en transporte público, túneles, puentes, ascensores, aviones o recintos cerrados;  5) otros tipos como miedos a espacios, oscuridad, atragantarse, vomitar, caídas, o  a sonidos.

 

Hipocondría

Preocupación excesiva a tener o padecer una enfermedad grave.

 

Trastornos del sueño

Insomnio, despertares frecuentes, pesadillas, terrores nocturnos.

 

Trastorno obsesivo-compulsivo

Ideas recurrentes como por ejemplo: tener las manos sucias o contaminadas tras haberse lavado varias veces  y que éstos pensamientos llevan a la acción compulsiva de lavarse las manos una y otra vez,  sin poder parar con esta idea ni con la acción de lavarse las manos.

 

Trastornos relacionados con sustancias

Dependencia y abuso de sustancias (alcohol, anfetaminas, cannabis, cafeína, nicotina, sedantes, etc.), que provocan trastornos del estado de ánimo.

 

Juego patológico

Cuando hay pérdida de control de impulsos ante el juego (ruleta, bingo, apuestas, casinos, cartas, máquinas tragaperras, internet, etc.). Aunque no se puede hablar de jugador patológico su vida se ve afectada por el hecho de jugar. Cada vez hay más soledad, ansiedad o un estado de ánimo deprimido que pueden llevar a convertirse en un jugador patológico.

 

Somatizaciones

Dolencias corporales que no son debidos a enfermedades médicas.

 

Trastornos de la alimentación

Obesidad, anorexia, bulimia, vigorexia, ortorexia